Acerca del Oráculo de la Sabiduría

El sistema sacará al azar entre 1 y 3 frases o palabras.

 Ocasionalmente aparecerá una carta de Tarot.



Este Oráculo fue especialmente concebido para ser usado en celulares, mejor en posición vertical, para que vía Wi-Fi o Datos pueda ser consultado en cualquier lugar, ya que la necesidad de ayuda para tomar una decisión importante puede llegar lejos del computador, en la calle, en una reunión, en un paseo, antes de comprometerse en algo poco claro, etc.

El programa selecciona "al azar" una tirada de entre 1 y 3 respuestas, de una base de datos con más de mil palabras, frases o una imagen del Tarot, la que -estadísticamente- podría aparecer cada 27 tiradas más o menos. Hemos puesto entre comillas la expresión "al azar" porque la idea es que esto no sea al azar, sino que esté guiado por la Inteligencia Universal, según la necesidad del consultante; para lo cual es indispensable que su mente esté en calma durante la consulta; en caso contrario, no estará guiado por la Inteligencia Universal sino, tal vez, sólo por la casualidad.

ASPECTOS DEL ORÁCULO DE LA SABIDURÍA

La principal característica de este Oráculo, a diferencia de otros, consiste en su proyección educadora a nivel de almas, ya que muchas de sus respuestas tienen, 1- una dimensión psicológica, 2- una dimensión filosófica, 3- una dimensión ético-mística, apuntando hacia el Bien o armonía interior, y por último, 4- una dimensión cuántica, en el sentido de considerar que cuando aparece una respuesta, no es Dios quien la escoge, sino que el mismo consultante la proyecta, la "materializa" desde su dimensión “cuántica”, la que funciona a partir del inconsciente, de las creencias y convicciones más recónditas del consultante.

Para entender mejor las extrañas ideas del mundo cuántico, -que al mismo Einstein no le convencían del todo, pero que resultaron ser científicamente correctas-, recomendamos informarse acerca de los misterios de la mente desde la óptica de la física cuántica, que considera a la mente como creadora de nuestra realidad. Desde esta óptica, en general se supone que las respuestas de cualquier oráculo corresponden a las ideas (inconscientes) de la persona que consulta, y sobre todo de su estado emocional o mental en el momento de la consulta, porque si estamos en un ánimo negativo, eso quiere decir que nos hemos cerrado a los aspectos positivos de la vida, y en tal caso las respuestas del oráculo corresponderán a nuestra negatividad del momento, lo cual nos da una pista que indica que si seguimos en ese estado no nos irá bien. Es por eso que toda consulta a cualquier oráculo requiere que el consultante se relaje y se calme previamente, para que las respuestas no provengan de su mente desordenada sino de una dimensión más elevada o profunda, y más clara de sí mismo.

ACERCA DE LA ADIVINACIÓN

La verdadera sabiduría no es indirecta ni compleja, sino clara y directa, pero utiliza un "lenguaje" consistente en símbolos, analogías y sincronicidades. "Escoba", por ejemplo, es un símbolo que podría significar que el consultante debe "limpiar" alguna situación en su vida; esa situación podría definirse mejor dependiendo de las otras palabras o frases aparecidas en la tirada. Esa es una analogía.

Y una sincronicidad consiste en dos elementos o situaciones relacionadas entre sí, que ocurren en un mismo momento. Por ejemplo, usted estaba pensando en Monica y Monica aparece, o alguien dice Mónica en la radio, etc. Así que tome nota, algo importante el Universo o su propia sabiduría escondida trata de decirle sobre Mónica.

El ser humano tiene, potencialmente, un instinto natural para comprender estas cosas, aunque el racionalismo exagerado de la vida moderna obstruye y atrofia dicho instinto; pero poseerlo, aunque esté un poco atrofiado por falta de adecuado uso, podría indicar que el "Plan de Ingeniería" que nos creó considera que sería útil para nosotros que aprendamos ese "idioma", ¿porque tal vez sea el "lenguaje" del Creador del "programa"? ... Entonces sería bueno ir practicando ese elevado "lenguaje" llamado "simbología, analogía y sincronicidad", que es el que usan los sabios, los gurúes, los chamanes y los magos para entender mejor las cosas de la vida.

Algunas personas van caminando por la calle, y si se les acerca un papel negro arrastrado por la brisa, o un gato negro ... ¡Peligroooo! Pero si es de otro color, todo bien. ¿Restos de un instinto o sistema de conocimiento casi extinto?... Para algunos, creer en esas cosas es ignorancia y superstición; nosotros somos menos arrogantes, no descalificamos nada sin tener pruebas concretas, así que uno consulta el Oráculo solamente cuando tenemos preguntas muy importantes que hacer; pero también sabemos que llevar las cosas al extremo no es bueno, ningún abuso es bueno en ningún terreno, y menos en este tipo de cosas. Se podría decir que es Dios, el Dios interior, a quien se le está preguntando algo, pero Dios, o el Amor Divino, o el Universo, o el Todo, seguro que no consiguen ni entender las preguntas de mentes poco claras; es por eso que a veces aparecen inconsistencias en los resultados.

Debido a ello, todos los pueblos, en todas las épocas, han tenido "gente especializada" en estas cosas; ellos se encargan de interpretar las "señales", o sea, el Lenguaje del Universo, respetando sus reglas, y todos esos hombres y mujeres especiales han tenido muy en claro que el arte de interpretar las señales es un arte sagrado, y por lo tanto lo han respetado adecuadamente, como debe hacerse también con este Oráculo, porque Dios también está en la tecnología; és más, Él creó la electricidad, la física cuántica y todo lo que hace que esta “película” que estamos presenciando en este momento, observando una extraña pantalla luminosa, sea posible.

Algunos agradecen por ello; otros ni se dan cuenta de que están vivos...

Para las respuestas del Oráculo hemos elegido los días de la semana, los meses, algunos colores, algunos parentescos, palabras comunes, frases filosóficas o espirituales seleccionadas de varias fuentes de sabiduría, además de los Arcanos Mayores del Tarot, que aparecen con imagen y explicación corta, según salgan al derecho o al revés. Si en la tirada va a salir una carta del Tarot, el sistema anula las posibles demás respuestas porque se considera que ella sola tiene una gran importancia. Si no dejamos que nuestra inquieta mente se entrometa durante la consulta, las respuestas que aparezcan estarán sugeridas desde la Inteligencia Universal, elevada dimensión que conecta con nuestra sabiduría, la que está mucho más consciente que nosotros en este preciso momento, y en todos, y que penetra todos los acontecimientos, a los que nosotros no les prestamos la debida atención ni reparamos en los símbolos, analogías y sincronicidades que se nos van presentando en la vida.

INSTRUCCIONES


Prepare muy seriamente una pregunta al Universo, a su Ser Superior o a Dios, como Ud. lo sienta más auténtico.

Escríbala en el formulario o hágala mentalmente.

Luego consulte el Oráculo, concéntrese en las respuestas y trate de ver analógicamente la relación de ellas con su pregunta.

Después de consultar el Oráculo, haciendo clic en "Consultar de nuevo", vuelve a aparecer el menú inicial para que el visitante haga otra consulta. No hay límites de consultas, aunque debería bastar con una vez por cada pregunta; primero, porque "a buen entendedor pocas palabras”, y segundo, porque no se debe abusar de la paciencia de “los dioses”… (las entidades o seres de Luz que algunos afirman que se ponen en contacto con la mente cuando ella está en calma, para ayudarla a conectarse con la Inteligencia Universal, con Dios.)

Hay diferentes formas de interpretación, pero podemos decir que si aparece repetida alguna palabra, su significado es muy importante para usted, tome nota. De igual forma, una carta del Tarot es muy importante, así que igualmente tome nota, o, mejor todavía, salve la consulta.
Si aparece una sola respuesta y no dos o tres, ni carta de Tarot, eso también significa que esa respuesta es importante para usted.

Para las preguntas muy importantes, y ya que la memoria es frágil, es muy recomendable guardar la respuesta junto con la pregunta y la fecha, o sino tenderemos a olvidar el asunto y a volver a preguntar más adelante, sin recordar las respuestas anteriores, y esto demostraría falta de seriedad con respecto a estas cosas.

Para guardar la consulta, en computador u ordenador puede copiar el sector de pantalla que corresponde y guardarlo. Copie el texto seleccionándolo con el mouse o ratón y péguelo en algún archivo de texto, en un email, y se lo manda a usted mismo, o donde quiera; conserve ese archivo para que más adelante recuerde qué había preguntado acerca de tal tema en tal fecha, y qué se le había repondido.

En celular o tableta puede capturar la pantalla con las respuestas, y en su apartado de imágenes puede crear nuevos álbumes dedicados a personas, proyectos, etc.

RECUERDE:

1) No utilice esto para tonterías. No abuse.

2) Relájese, cálmese y póngase en un estado de elevación interior al hacer la consulta, e invoque la protección de lo que para usted sea más sagrado antes de hacerlo (para evitar que fuerzas negativas provenientes de su propia mente influyan en la consulta).

3) Concéntrese en las respuestas y busque la relación con su pregunta. La primera imagen que se le venga a la mente ante cada palabra suele ser una buena guía. En general se debe evitar de “forzar interpretaciones” para que se adapten a ideas preconcebidas de quien consulta. Ejemplo:
“¡Salió la palabra ‘negativo’ en la tirada, así que el Oráculo quiso decir que no hay problema!”…
Pues no, “negativo” significa “no” o “no recomendable” o “eso no es conveniente”, etc.

4) No ponga al Oráculo en “situaciones de estrés”… preguntando alternativas diferentes en una misma consulta, ejemplo:
“¿Me caso con Pepe o con Pepo?”…
Lo adecuado sería preguntar primero qué pasaría si ella se casa con Pepe, tomar nota, y luego preguntar qué pasaría si se casa con Pepo, tomar nota y comparar ambas respuestas.

Ser preciso para consultar es muy importante, y depende de la claridad que haya en la mente del consultante. Alguien podría decir que algunos consultan los oráculos justamente porque no tienen ninguna claridad en sus mentes, pero cuando el agua está turbia, no se puede ver el fondo, así que se debe comenzar por calmar la mente, y si eso no es posible, entonces dejarlo para más adelante porque esto es un asunto muy delicado, requiere condiciones positivas al hacer la consulta, igual que cualquier emprendimiento delicado requiere de calma y análisis.

5) Es importante no olvidar esas respuestas, la memoria es frágil, por eso, archive cada consulta importante para que recuerde lo que le habían dicho antes acerca de lo mismo que quiere preguntar, de nuevo…, cosa que sólo debería hacerse después de un tiempo, cuando las condiciones psicológicas y por lo tanto 'cuánticas', del consultante, hayan mejorado.